miércoles, 4 de marzo de 2015

La Globalización de la Violencia



Campo de refugiados sirios en Zaatari, Jordania. Se ha convertido en la sexta ciudad de Jordania , 160.000 habitantes.
Mientras se intensifica la violencia en diferentes lugares del planeta, recordamos lo frágil que es la vida. A veces nos sorprendemos sintiendo valentía cuando sentimos un miedo incontrolable, y otras veces estamos impactados y consternados por nuestra capacidad de inflingir miseria.
Muchas veces la economía es mencionada como la razón del conflicto. Muchas veces la política se interpone, pero inevitablemente la religión se convierte en la gran excusa. "Todo en el Nombre de Dios". ¡Vaya! Las cosas que hemos hecho en el Nombre de Dios. ¿De verdad creemos que esto es lo que Él quiere de nosotros? 
Y mientras tanto, el Dinero ha secuestrado al mundo, corriendo aquí y allá por campos incendiados de resentimiento, violencia, miedo y gritos de auxilio mientras miramos hacia otro lado.
Las Naciones responsables de los mayores avances del siglo XX, se abren corno frutas podridas ante el avance de los poderes económicos privados, indiferentes a cualquier lengua, credo o posición política, y ávidamente atentos a su propia reproducción y beneficio.
El llamado “Apartheid de la pobreza", de la austeridad y los recortes se extiende como un océano infinito alrededor de unas cuantas islas enriquecidas.
La acumulación de grandes intereses económicos en el mundo, su interacción y constante desplazamiento de un lugar a otro. Su indiferencia absoluta hacia los grandes dramas humanos y sociales en muchos lugares de la tierra. El Mundo de nuestros días está sujeto entre las pinzas de paradojas de impotencia y crueldad.
En la era de las telecomunicaciones, las distancias cortas, internet, de los teléfonos inteligentes, los insólitos avances en la ciencia médica y física, resulta que somos cada vez más primitivos y estamos menos dispuestos a conocernos.
No estamos separados de lo que está ocurriendo en el Sahel, en Palestina, Nigeria, Irak, Siria, México o Ucrania, solo por poner unos ejemplos, o del dolor que siente nuestro vecino al otro lado de la calle. Podemos hacer la diferencia al no mostrar indiferencia o peor, intolerancia o venganza.


Si te gustó la entrada, puedes suscribirte, darle "me gusta" o "compartir" en Facebook, Twitter y Google +. Eso me ayudaría mucho. Gracias
 
Fuerteventura, 04 de Marzo de 2015

3 comentarios:

  1. Muy buen blog me gusto mucho, pero me gusta mas el termino derecho humano porque es para todos por el simple hecho de ser un humano, creo que es un termino mas amplio aun, pero genial tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario y por tu aportación. Buen día

      Eliminar